No se me ha ido la pinza

Buscaba para mi nueva actividad, la gestión de La casa de la tía Julita enfocada a organización de eventos, una imagen que fuese diferente, rompedora igual que nuestra actividad, algo que provocase algún sentimiento a la persona que la recibiese. El resultado utilizar unas pinzas de madera como soporte para mis tarjetas corporativas. Seguro que nadie se olvida de ellas y por otro lado pueden resultar practicas para su uso personal, además de ser muy cómodas como publicidad ya que juego mucho con ellas en los distintos elementos que utilizo bolsas, regalitos, etc... siempre me encajan en algún sitio!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada