Espíritu Navideño


Ese brillo en los ojos de los niños y las niñas, la víspera de Navidad, es la más bella expresión de lo que llamamos espíritu navideño. Son miradas que reflejan lo más maravilloso de la vida.

Y Bruno y Belén son un ejemplo. La agencia de publicidad Occidente, de la que no cansaré de decir lo buenos profesionales que son, se puso en contacto conmigo para colaborar en escenografía y estilismo de la campaña navideña. Ellos fueron los elegidos para protagonizar la campaña entre creo recordar más de 200 candidatos!!!

Un improvisado garaje del propio centro comercial fué el plató. Me recorrí todas las tiendas del centro y al final opté por una vestido en tonos rojos muy "chanel" que "infantalicé" con el tocado rojo del sombrerito, esto para Belén por supuesto y para Bruno, unos pantalones pitillo rojo, con una chaqueta americana entalladita y un gran pañuelo de estrellas al cuello, hice que se convirtiera en un auténtico dandy.

Luego el disparo de Eloy Taboada y su buen hacer hizo el resto. Se portaron de maravilla dando juego al elemento central en toda la sesión: la gran estrella dorada que sostenian.

¿Quién sino sostiene el espiritu navideño?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada